Ministerio del Poder Popular de Planificación
EVP
  Inicio  
 
 
  Escuela Venezolana de Planificación   Investigación  
 

 
 
  Estudios   Publicaciones  
 

 
 
  Empleos y pasantias   Convenios  
 

 
 
  Documentación e Información   Contáctenos  
    Noticias

Jueves, 17 de Octubre de 2013.

 

ASESOR DEL BCV: EL SUCRE BUSCA LIBERAR LA DEPENDENCIA ESTRUCTURAL DEL DÓLAR

 

El Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos (Sucre), conocida como la moneda del ALBA, es una herramienta financiera que busca que los países se liberen de la dependencia estructural del dólar, sostuvo el asesor del Banco Central de Venezuela, Manuel Cerezal Callizo.

“No es que nos vamos a desacoplar del dólar mañana y vamos a tener Sucre en la calle”, expresó durante una conferencia denominada "El Sucre: ¿Hacia una nueva arquitectura financiera regional?" que se llevó a cabo este miércoles en la Escuela Venezolana de Planificación (EVP), ubicada en La Rinconada.

El Sistema Unitario de Compensación Regional de Pagos, Sucre, se conoce como un mecanismo que sirve para la canalización de pagos internacionales resultantes de las operaciones de comercio recíproco entre sus países miembros.

Este Sistema se basa en la utilización de una moneda virtual “sucre”, para el registro de las operaciones exclusivamente entre los bancos centrales, en tanto que la liquidación local (pagos a exportadores y cobros a importadores) se efectúa con las respectivas monedas locales de los países miembros (en el Ecuador se realizará en dólares).

El Sucre, que surgió en 2008 en el marco de la III Cumbre Extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de Alianza para los pueblos, está integrado por 4 componentes: el Consejo Monetario Regional del Sucre, máximo organismo de decisión; la Unidad de Cuenta Común "sucre"; el Fondo de Reservas y Convergencia Comercial y la Cámara Central de Compensación de Pagos.

El acuerdo marco para la creación del Sucre, fue aprobado por unanimidad por los Estados que conforman el grupo regional, el 16 de abril de 2009, en la VII Cumbre del ALBA, realizada en Cumaná, estado Sucre.

Actualmente participan Nicaragua, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Cuba y próximamente Uruguay.

El asesor del Banco Central de Venezuela informó durante su participación en la conferencia que el Sucre comenzó en 2010 con una inversión de 10 millones de sucres (12,5 millones de dólares).

“El petróleo no entra en el Sucre porque sería demasiado fácil para nosotros y no aprenderíamos nada porque cuando uno tiene una sobre ventaja se tiene que obligar a quitársela para ver que queda”, aclaró.

Comentó que el Sucre también plantea que el crecimiento del comercio sea cuantitativo y cualitativo con el fin de que se intercambie más entre los países del Alba y cambiar la estructura del comercio.

“El 60% de lo que se comercia en el Sucre son bienes de consumo y la mayoría de las empresas que comercian en esta herramienta financiera son empresas privadas que representa el 96,6%”, señaló.

Antecedentes al Sucre

Callizo recordó que hacia los años 70 ocurrió un fenómeno que se conoció como financiarización, la cual consistió en convertir las pequeñas deudas, créditos, pagares e hipotecas en títulos financieros.

“De los 70 hasta el 2007 lo que ha ocurrido es que a medida que se iban titularizando esas hipotecas, es decir, ese modelo de especulación financiera se volvió cada vez más rápido y potente”, explicó.

Además, dijo que la financiarización también empezó a afectar a las empresas, de tal manera, que el esquema de financiamiento de largo plazo poco a poco se fue desplazando a los mercados financieros.

“Lo que ha ocurrido es que poco a poco las empresas han modificado la forma de reinvertir sus ganancias y las hicieron cada vez más hacia la remuneración del capital que a la remuneración de los trabajadores”, expresó. 

Indicó que la financiarización trajo consecuencias muy severas en el momento en que se desplomaron las principales burbujas financieras que se habían amontonado alrededor de la hipoteca. 

“En los años 70 se rompió un sistema que consistía en referenciar el dólar como moneda de uso internacional para los pagos del comercio, rentas y deudas”, dijo. 

Entre las consecuencias más relevantes de los años 70 y 2012 están la crisis hipotecaria, falta de confianza crediticia y la crisis financiera en EEUU y la Unión Europea. 

Luego en la década de los 90 el sector empresarial en búsqueda de aumentar la rentabilidad dirigió la inversión y el esfuerzo a la inversión financiera en mayor grado que a la inversión productiva.

Volver arriba
    Inicio >> Noticias >>>    
Página oficial de la Fundación Escuela Venezolana de Planificación.
Ente adscrito al Ministerio del Poder Popular de Planificación
Última modificación 22/11/2017 Desarrollada bajo entorno Canaima-linux.
Recomendamos para visualizar mejor esta página usar resolución de monitor 1024x768 y disponer de los siguientes programas:
 
Validador W3C Validador css
    Canaima Linux Lector PDF
FEVP